2012

Debes tener un ultrasonido al menos 24 horas antes antes de tu aborto y se te pide verlo.

En 2012, la Asamblea General y el Gobernador Robert McDonnell aprobaron una ley que requiere que una mujer que va a abortar debe someterse a un ultrasonido en una cita aparte al menos 24 horas antes de tu aborto y que se le pide verlo. El profesional de salud que realiza el ultrasonido debe certificar por escrito si la mujer eligió ver la imagen, y deben mantener una copia de la imagen y del certificado por escrito en el historial clínico en el centro de salud por siete años.


“Legislación intrusiva establece un precedente peligroso que permitiría al gobierno y/o a otros partidos tercios exigir cuales pruebas, procedimientos o medicamentos deben estar proporcionados a los pacientes. Si no se paran estos esfuerzos, los pacientes y nuestro sistema de salud van a perder.”

  • Wah, R. de la Asociación Médica Estadounidense. (2012, mayo 28). Carta al Editor, USA Today.

Como tal aprobada, la legislación requiere que el Departamento de Salud de Virginia mantenga una lista de proveedores de ultrasonido de bajo costo o sin costo.

En practica, esta lista está compuesta completamente de “Centros para la Atención de Crisis Durante el Embarazo” o CPCs (por sus siglas en inglés) anti-abortos. Estas oficinas no son proveedores de servicios de salud y no están licenciadas, supervisadas ni reguladas por agencias del estado. Un informe del 2013 encontró que muchos CPCs en Virginia proporcionan a las mujeres información médica incorrecta y algunos se niegan a proporcionar una copia de su ultrasonido a una mujer si saben que ella intentará interrumpir su embarazo.

Fuentes: Código Anotada de Virginia [Va. Code Ann.] § 18.2-76; SB484, 2012; HB462, 2012; NARAL Pro-Choice Virginia; Washington Post, 5/30/2012

“En Virginia como administradora para cuatro centros de salud de mujeres, he visto de primera mano las barreras que los requerimientos obligatorios del ultrasonido y del periodo de espera de 24 horas tienen para las mujeres de Virginia y los médicos que les sirven. Nuestras pacientes frecuentemente están forzadas a volver a nuestro centro de salud hasta tres veces antes de acceder a un procedimiento de aborto – que quiere decir gastos adicionales de viaje, gastos de cuidado de niño, y ausencia en el trabajo.”

Jill Abbey, Centro Médico para Mujeres de Richmond (Richmond Medical Center for Women)

Ayúdenos a proteger el acceso al aborto.

Las mujeres que eligen acceder a servicios de aborto deben sentirse seguras y apoyadas, no enfrentarse con barreras y culpabilidad.